Las botellas de Viera y Clavijo

Como los azulejos esmaltados son resistentes y sus vivos colores perduran en el tiempo, los murales cerámicos proliferaron a finales del siglo XIX como soportes publicitarios. En España y otros países europeos, como Reino Unido y Portugal, hubo un importante auge de la industria alfarera. En la península se localizó principalmente en Valencia, Cataluña y Andalucía.

No hemos podido averiguar mucho sobre el origen del par de mosaicos de cerámica que adornan la fachada de la calle Viera y Clavijo 23, en Las Palmas de Gran Canaria. Están integrados en la fachada del inmueble que proyectó el arquitecto Fernando Navarro en 1897. Sí sabemos, gracias a la firma en una de las baldosas, que fueron encargados a la fábrica sevillana de azulejos Casa González.

Leer más